Notas y NoticiasPIMit

#PIMit! | Programa 3 | Temporada 2

El día lunes 12 de diciembre, emitimos la tercera transmisión de nuestro broadcast semanal, el #PIMit!, en su segunda temporada, conducido, como siempre, por nuestras integrantes Estefanía y Giselle, contando esta vez con Walter Bogado como invitado, quién se autodefine como “actor, profesor, empleado judicial, abogado y militante kirchnerista”.

En el transcurso de una charla que se desenvolvió de forma muy fluida, gracias a la espontaneidad y efervescencia de Walter, arrancamos preguntándole a quién considera como responsable de la derrota electoral de 2015, siendo categórico al responder “nosotros”, ya que muchas decisiones no fueron las acertadas, opinando que desde la militancia, el error fue sectorizar, había distintos movimientos, cada uno por su lado, y se decidieron a ir todos juntos recién dos o tres semanas antes de la eventual derrota, considerando que en la provincia se continúa dando una situación similar, ya que deberían estar todos unidos, expresando que a su criterio, desde el “otro lado de la cerca, en el sector amarillo” no están haciendo las cosas bien, están facilitando las cosas de cara a las elecciones de 2017, pero la preocupación de las sectores va orientada a quién va a ser candidato, y no a estar más unidos y organizados.

Al preguntarle qué tendría que hacer el peronismo de cara a las elecciones, para entrar en una mejor posición, dijo que cree que debería hacerse una autocrítica, que hay que tener en cuenta que hay una generación de jóvenes militantes que no conocieron a Perón, que no leyeron tan en profundidad su historia y sus ideales, pero que reconocieron los valores del peronismo en el kirchnerismo, y hay algunos que pretenden quitarle valor a eso. Si viene un peronista viejo del partido, y convoca a la gente, no va a haber demasiados asistentes, pero si viene un referente kirchnerista, o la misma Cristina Fernández,  no va a haber lugar, no querer darse cuenta de eso, a su criterio, es un error.

15385490_805287836276274_3066224816138766426_o

Estefanía le preguntó qué tiene que hacer el partido para convocar jóvenes y darles un mayor protagonismo, y Walter opinó que lo primero es bajar más a los barrios, que el mensaje sea un poco más claro, el que se para y habla como político, al joven que no entiende mucho, le entra por un oído y le sale por el otro. ¿Cómo hacer para que él se interese? Contándole qué es la política, que es buena, que es lo que transforma, que es lo que te permite tener el “Plan Progresar”, lo que te permite tener el boleto estudiantil gratuito, las tutorías, y es ahí donde los chicos se interesan y quieren involucrarse. Hablarle a los jóvenes de partidos políticos, o de la propia política partidaria, no lo van a entender porque no lo están viviendo, pero todos los que están “de este lado de la cerca”, del Proyecto Nacional y Popular, deberían buscar que los votantes, en su gran mayoría jóvenes, se empiecen a  involucrar y a “enamorarse” de ese proyecto, que mucha gente lo relaciona con el peronismo o el kirchnerismo, pero que es algo histórico, viene de la época de la Revolución de Mayo, de los ideales de soberanía y libertad, y al ser consultado por Giselle sobre su relación con la Renovación actualmente, nos dijo que “la mejor”, hablar de un proyecto “misionerista”, como la defensa de lo provincial, de una mayor autonomía, le parece perfecto, pero creer que este proyecto es sustentable por sí mismo es un error, porque no puede existir esto sin un proyecto nacional y popular que lo apoye.

15384371_805287766276281_977488745302920260_o

Continuamos preguntándole a Walter qué cree que hay que hacer para constituirse en un “referente político”, y nos dijo que la aceptación mayor o menor guarda relación derecha con la coherencia entre lo que dicen y lo que hacen, dando como ejemplo algo de su propia experiencia personal: el defiende, desde el proyecto nacional y popular, los derechos de los trabajadores, que estén blanqueados, que tengan un sueldo digno. Y por ello, no va a ciertos boliches porque sabe que el personal que trabaja ahí no cobra lo que corresponde, que no está en blanco, y no le parece congruente con los ideales que el propugna, contándonos también que mucha gente le dice “lo que pasa Walter, es que sos muy fanático”, pero él cree que ser fanático implica defender una convicción pero también reconocer errores, citando como ejemplo la política educativa del kirchnerismo, él es testigo de las cosas buenas que se hicieron, porque da clases en una escuela y mejoró muchísimo en su infraestructura y en cuanto a los elementos que se proveen a los alumnos para que puedan progresar, pero critica el “ajuste de tuerca” en la currícula, y el pensamiento de que tienen que pasar de grado todos porque o sino “se trauman”.

En ese momento, la charla viró hacia el lado de la inclusión. Estefanía contó que tiene una cliente trans, y escucharla le abrió los ojos respecto a muchas cosas, pero principalmente a la discriminación y a la reacción de la sociedad ante ella, diciendo Walter que sí, nuestra sociedad no está preparada para poder entender la problemática trans principalmente, el Gobierno anterior, a través del Congreso sacó dos leyes muy buenas (identidad de género y matrimonio igualitario), lo que permite igualar derechos, pero lo que está faltando es que el Estado tome cartas en el asunto para una mejor aplicación de la ley, para garantizar los derechos a esa comunidad para subir los 2 o 3 escalones que están faltando, y nos contó el invitado que ya están viendo proyectos para presentar a la Cámara de Representantes de nuestra Provincia, como el de adhesión a la Ley de Identidad de Género, a la que no se adhirió Misiones todavía, lo que es necesario, por ejemplo, para que en el hospital haya un endocrinólogo para que se puedan realizar un tratamiento de hormonización.

15540749_805287759609615_7658110588228824814_o-1

Después opinó Walter que hay que empezar a pelear para que se aplique la Ley de Educación Sexual en las escuelas, es algo que le llama la atención porque muchos que se oponen, tampoco hablan del tema con sus hijos. La gente cree que hablar de Educación Sexual es “llenarle de cosas la cabeza a los hijos”, pero en realidad está orientado a comprender la temática y entender la diversidad. Él recuerda que en la primaria para él era traumático ir a Educación Física y todos jugaban al fútbol, porque él no quería hacerlo, pero el profesor, en una actitud machista, expresaba “el varón tiene que jugar a la pelota”, es por eso que hay que hablar de esos temas, para evitar que sigan ocurriendo cosas así.

En ese orden, Estefanía le preguntó cómo nos ve a los misioneros como sociedad en cuanto al respeto hacia el otro, hoy, y hace unos años, y nos dijo Walter que cree que estamos bastante bien, que más allá de hechos de discriminación aislados que puedan existir, nuestra sociedad misionera es más abierta, no existen muchos problemas en el tema de la aceptación, contando por ejemplo que tiene algunas amigas que van a un boliche y que quizás tienen problemas en este sentido, y antes les hubieran pedido que se retiren porque ellas eran “el problema”, pero que ahora se acerca el dueño y las protege, falta mucho, pero vamos bien, estamos encaminados.

Giselle le preguntó al invitado cómo vivió este 2016 y nos contó que para él pasó muy rápido, ya que trabaja en la Secretaría de Ejecución del Tribunal Penal, y además siendo militante kirchnerista, está constantemente trabajando en el territorio. Eso sumado a que da clases de Ciencias Políticas y Formación Ética, constantemente está hablando y militando,  los jóvenes se están metiendo más, principalmente gracias a las Redes Sociales, y muchos políticos no le dan la importancia que tienen, a él inclusive le decían “militante Facebookero, salí de la computadora y andá al territorio”, y hoy todos ellos lo invitan a ponerle “Me Gusta” a sus páginas, es una realidad.

Finalizando la charla, nos contó que le gustaría estar en el 2017 en el Ministerio de Derechos Humanos, o en una Secretaría de Juzgado de Familia o de Violencia, un lugar en el que mucha gente no quiere estar, pero que a él le gusta y le apasiona, deseándole nuestras conductoras los mejores éxitos, e instándolo a que nos visite nuevamente en nuestras transmisiones a realizarse el próximo año, donde nos pueda contar cómo fueron avanzando sus proyectos, y si se cumplieron sus metas y anhelos.

Y así culminó otra emisión del PIMit, nuestras transmisiones semanales donde podemos charlar con invitados de distintos ambientes, que se desempeñan laboralmente en lugares y contextos completamente disímiles, pero todos ellos con historias, opiniones, anécdotas y proyectos muy atrayentes, que esperamos les resulten tan interesantes como a nosotros. ¡Nos vemos el próximo lunes!